TENER ESPERANZA ME DUELE A VECES
SONETO

¡Tener esperanza me duele a veces...!
El desengaño es muro de amargura.
Pobre ilusión fugaz que nunca dura
y hace acrecentar el dolor con creces.

    Si el Dios infinito no oyó mis preces,
al truncarse mi sesgada andadura,
en camino que elevan a la altura
átomos de almas que llorar parece.

    Esta varga que mis fuerzas devoran,
es vida hundida en torbellino aciago;
y el viento disfrazando llanto amargo

    sopla lágrimas de ojos que no lloran.
Aunque quisiera notar la templanza...
¡A veces duele tener esperanza!