¡QUE ALGUIEN TE LLEVE LA CARGA!
ROMANCE A NTRO. PADRE JESÚS NAZARENO


¡Padre Jesús Nazareno!
Tu rodilla está doblada,
bajo el peso de la Cruz...
La mano derecha me alzas...,
dolorido y escarnecido,
dándonos paz tu mirada.
¡Mano extendida en súplica!
¡Que alguien te lleve la carga!

    Esa mirada, Señor,
me rompe el alma, taladra.
Y la trenzada corona
de espina, en tu sien clavada.
Tu rostro está ensangrentado...
y no ha perdido la calma,
aunque el rocío de amapolas
lo llenó en pétalos grana.
¡Padre Jesús Nazareno!
¡Que alguien te lleve la carga!

    El pesado leño, Dios...,
no podrá llevar tu espalda,
y el camino del Calvario
se hace largo, a ésta marcha.
Está cayendo la tarde
y el sufrimiento no acaba.
¡Padre Jesús Nazareno!
¡Que alguien te lleve la carga!

    Acompasado tambor
sonando en la noche malva.
Las aceradas cornetas,
harán que se rasgue el alma,
cuando pasas con la Cruz
en La Gran Semana Santa.
¡Sombras, luces y silencio...!

    Tu mano casi me alcanza,
cuando un tambor tocó a muerte,
mientras la calle temblaba...
¡Padre Jesús Nazareno!
¡Quiero llevarte la carga!