PRENSA
EL PERSONAJE DEL AÑO





 


                             

        "EL DÍA DE VALLADOLID"

 

Entrevista al Pínfano-Poeta
José Maria Carro Albeira




El escritor ya tiene preparados otros tres manuscritos, el primero de los cuales se publicará a comienzos de 2004.

" Toda mi obra poética parte del dolor para llegar a la esperanza"

José Maria Carro Albeira, alicantino afincado en Valladolid, acaba de publicar su decimocuarto poemario, ' Eterno Buscar ', en el que vuelve a explorar las luces y las sombras del alma humana. El libro está editado por un sello sevillano con el objetivo de que la obra del literato trascienda las fronteras castellano y leonesas para llegar a toda España.

Daniel G. Rojo
Valladolid

Buscamos la luz rozando lo absurdo / y ya en el cenit, por el promontorio, / que hay sombra porque hay luz, es bien notorio". La estrofa final de uno de los poemas del último libro de José Maria Carro Albeira ( Alicante 1941), poeta, editor e investigador de la lengua, la historia y la cultura castellanas, resume la esencia de su obra que con Eterno buscar  ha alcanzado los catorce poemarios en tan solo una década de producción.

     
En Eterno buscar vuelve a plantear una búsqueda de la luz desde las tinieblas del dolor. ¿ Considera ya este tema parte de un sello personal ?

    Es mi gran constante. Yo ya me he forjado  un estilo que sale del dolor para llegar a la esperanza. En mis versos siempre hay un cerro o un páramo del paisaje castellano que se debe alcanzar para salir de la negrura. La poesía es para mí una búsqueda de la luz y de mísmo.

    Comenzó a escribir poesía para superar la muerte de su mujer y sus hijos. Han pasado más de tres décadas del suceso y sus versos siguen impregnados de dolor. ¿ Es un reflejo de cómo se siente todavía ?

    Una tragedia así nunca se olvida. Intentas vivir y superarlo. Un día me levanté de la cama y empecé a escribir poesía. Componer versos fue para mi un liberación, como gritar en silencio en el campo.

    Eterno Buscar supone una incursión definitiva en el verso libre tras los primeros experimentos de Madre tierra, su anterior libro. ¿Se siente tan cómodo con este estilo como con la rima?

      Se puede decir que con este libro he presumido del verso libre. Siempre se me ha considerado un poeta neoclásico, porque mi forma de escribir se ajusta a las reglas de la métrica, la rima y el ritmo. pero un amigo me animó a usar el verso libre porque, según dijo, con él podía decir lo que me diera la gana. Y los resultados me han sorprendido gratamente.
 

Empecé a escribir poesía para superar una tragedia familiar, no para ganar dinero publicándola.
Después me hicieron comprender que no compartirla seria un acto de egoísmo.



  

       
Normalmente se autoedita en Valladolid. ¿ Por qué esta vez le publica Jamais, una editorial sevillana ?

       Me interesaba que mi poesía se conociera fuera de Castilla y León y Jamais me pidió permiso para incluir siete poemas míos en una antología de nuevos autores de poesía española. Después me pidieron material para 100 páginas que incluyera composiciones nuevas y una pequeña selección de mis mejores versos y así surgió Eterno buscar.

      ¿ Dónde suele encontrar a las musas que le han llevado a escribir 14 poemarios en 11 años ?

     En mi trabajo como ATS, cuando trato con un paciente o estoy  sobrecargado de tareas. La inspiración surge en cualquier sitio, aunque necesito sentarme en casa para dar forma a la composición, primero escribiendo a mano y después con el ordenador. No soy de los que se sientan a esperar mirando al techo.