Extraídos del libro titulado " Pensamientos líricos". Pensamientos en verso, estrofas que invitan a la reflexión. Piruetas de caracola, cabriolas hechas alevines, cántico de serafines y el rocío de la amapola. Una ironía fresca, filosófica cabriola rimada, adornada de clavel lírico.....

PENSAMIENTOS LÍRICOS
50 INSTANTES POÉTICOS

  1. He visto la luz caer/tras las encinas, como antorcha/que se apaga en la alberca,/sin alma, después que se moja...
     

  2. El viento, en mis oídos,/suave se abemola/como del mar sonido/y murmullo de caracola.
     

  3. La memoria, es  sin duda,/algo que pasará lista/de una manera cruel y dura,/ante nuestra corta vista, /de los actos sin cordura/de nuestra errática vida.
     

  4. Ya es otro viento, el viento,/Ya he perdido el llanto,/La luz ya, presiento, /al amanecer, yo canto.
     

  5. ¡ Soy rico en buenos amigos ! /Seguramente en lo único/que soy rico. Por eso digo/a mis amigos de elite./¡ Aquí tenéis un amigo/para lo que se necesite!
     

  6. ¡ Mañana vendrás tú!/Que eres la luz que me falta./Mañana, saldré del negro agujero/invertido de noche de betún.../Amor, ya se acerca el alba./¡Hoy, veré acercarse la luz!
     

  7. No seas feliz, amigo./Feliz debes sentirte./Aunque suene lo mismo, /de la felicidad presente/ tú serás el motivo.
     

  8. Envuelto en el viento mi tormento./Volcado por el aire mi pesar, /La penumbra clara va en aumento/rompiendo mis penas por el mar.
     

  9. El crepúsculo bermejo, /al doblarse, quedó atrás./ Sólo queda tenue reflejo/como estela en el mar/de afilado bisel de espejo.
     

  10. Qué verde está el camino/bajo este limpio cielo./Qué verde está el sendero/y qué verde su suelo.../¡Vente, cariño, conmigo/ que es a ti, a quien yo quiero!
     

  11. Golpea mi verdad/ en atribulada sien,/como golpe de metal/ de acerada hiel.
     

  12. Volcaré mi vacío vaso/con todos mis pesares,/para que el rojo ocaso/los vierta por los pinares.
     

  13. ¡Un beso hace callar una boca!

     

  14. La agorera capa/de la noche negra/ en agujero de gasa/entinta mi pena.
     

  15. La copa de metal/negra, invierte la luz/ en abalorios de cristal,/bajo niebla de tul.
     

  16. ¡Negro se torna el mar añil/con tintes de aurora roja./¡Siempre me viene a mi/el fuego y la congoja!/No quiero a mi mar así.../ mejor, esmeralda o rosa,/ que el crepúsculo carmesí/deja a mi alma rota.
     

  17. Dicen que el vino tinto/ es bueno para el corazón./Ahora, el motivo es distinto bebo para bajar el colesterol./Desde ahora ya no me quito/ni una copa de bermellón.../La noticia me viene de primera,/es una grande y buena ocasión/ para tomar un vaso de Ribera.
     

  18. Por embudo cristalino/la luz de la mañana,/pinta de color marino/borrando la llamarada,/ a mi mar, de un azul divino.
     

  19. Dar la mano/es un gesto cordial./Como de hermano/te tiendo la mía, /sin más.../Dame tu mano/y en paz...
     

  20. El viento del Norte/ no tiene consorte./ Nadie se avecina/ a su frío, en la colina.
     

  21. Cuando tengas frío, desde hoy,/ten en cuenta algo importante:/La diferencia el calor/ de una manta a un amante.
     

  22. En el rizo de la ola/se eleva mi pensamiento.../ Antes que llegue la hora/de enrojecer el firmamento/con la rojez de aurora.../Que se lleve mi sentimiento/ en un rizo la ola.
     

  23. Espera, amada, ya llego./ Por favor... ¡espera, espera!/ Se está cerrando la noche.../y mis fuerzas no me llegan.
     

  24. ¡Oh! Agua que se vierte al horizonte/ como cortina de verde tejido,/al otro lado, más allá del Norte.../¡Al torcerte, llévate mi quejido!
     

  25. La ola del mar se arrebola/ al pintarse la roja aurora, por el horizonte añil./ Viene rodando la ola./Rizándose, la ola, viene a mí./Dime ola, ¿llegó ya la hora?
     

  26. ¡Noche acechante e impura!/¡Que se alejen las dudas/y las sombras airadas!/Que contigo, amor, es clara hasta la noche más obscura,/y sin ti, amor, la mañana/será noche que perdura.
     

  27. Ahora, ya lo ves,/ te quiero tanto/como te quería ayer./El domingo vendré/ de nuevo a tu lado.../No es que "no te pueda ver",/es que no te puedo ver.
     

  28. La niebla como humo de fogata/cubre, con su densidad, el monte./Niebla gris, obscura e inerte.../ Si te toco, mi mano no te alcanza./ Si te miro, no puedo verte.
     

  29. Amarillo como tu pelo, /como tus ojos azul./En mi camino, eres tú/el más grande lucero.
     

  30. Cerca hay una tienda/que están de rebajas./ Venden, para que entiendas,/ alguna vida barata.
     

  31. Yo prefiero ver la cara;/prefiero ver los ojos ojos/ de la que me ama/ cuando me mira de reojo.
     

  32. Apurado el plazo, la vida breve.../te alzará etéreamente sobre... ¡nada!/Traspasando esa penumbra clara/de la obscura niebla, densa e inerte.
     

  33. Ahora que estoy en calma/ y que a tomillo huele,/no utilices el fuelle.../que pueden crecer mis llamas.
     

  34. Cada día al despertar/tras tormentosa noche.../¡nueva luz alumbrará!
     

  35. Mar de la tierra mía/recoge mis penas,/ ya no son mías.../Las llevaron las olas un día/ con cantos de sirena.../¡Ya no son mías!
     

  36. Hasta la más humilde espadaña/ Sevilla engalanó con guirnaldas,/ ¡Que guapa estaba la Giralda...!/¡Que guapa la Infanta de España!
     

  37. ¡Oh Virgen de las Angustias!/De rostro lloroso y sufriente/¡ al ver a Tu Hijo pendiente/en mástil de Cruz enhiesta !
     

  38. Te busqué por el collado./ por la colina desierta.../Por el prado y por el rio,/por la paramera yerma.
     

  39. Madre de cara angustiada,/por tu sedosa mejilla/corre una perla nacarada/Posible es llores por Castilla!
     

  40. Llora conmigo el silencio/y en el valle, la fría niebla,/porque es mi llanto el rocío/que llora en las primaveras.
     

  41. Llorar más, ya no quiero/que sólo tengo el anhelo/derrochado por mi ánima/dolorida mirando al cielo,/ teñido con su negro velo./ ¡Negro...? No miro más o muero./ ¡Prefiero tus ojos!¡Los prefiero!
     

  42. ¡Madre! Tú bien sabes/como la pena hace llaga;/son como afilados sables,/ lacerantes como daga.
     

  43. En túnel invertido/de clara negrura/se vuelcan doloridos/llanto y amargura.
     

  44. Para que veas que soy tu devoto/ tengo preparado encima de la mesa,/néctar de musas vuelto mosto/ y un grande pan de miel de abejas.
     

  45. Por esperar impaciente tu llegada/adobaré de lirios mis poemas.../ colocaré dos cirios de cera quemada,/ y en medio, la copa de mis penas.
     

  46. En la ciudad de Valladolid, /muy rotundo y claro puedes decir:/¡Si suenan tambores y trompetas/ vendrán aguaceros y tormentas!
     

  47. Si la tormenta ya pasó/deja en paz a Santa Bárbara, que nombrando lo que tronó.../ otra tormenta descargara.
     

  48. En la orilla del mar la ola/viene rizada y se va./ Al llegar me dijo: ¡Hola!/Yo la dije:¿Que tal?/Dejas la playa sola,/ cuando rizada te vas.

  49. De las Angustias Señora./ ¡Dime!, ¿ Por qué ínclito /dolor, aún lloras.../si Cristo resucitó ?
     

  50. Quiero morir cerca del mar, de mi mar./ Quisiera morir, morirme despacio,/impregnándome de todo el espacio/ donde, ante ti aprendí a mirar.


Y hasta 500 Pensamientos más en su libro " Madre Tierra"