LOS DOS EN UNO, EL EDÉN SERÁ NUESTRO
SONETO ( A Teresa )


Juntos hemos descubierto la noche.
Juntos aprendimos a entregarnos.
Pinté el mapa de tu piel al amarnos...
Desde entonces no sabemos reproche.

   Socavé tu cuerpo frágil en la noche,
fui recibiendo amor hasta hartarnos.
Un dardo en luz al alba, al despertarnos,
ebrios de aliento de miel en derroche.

   Desnudarse el pudor en mi presencia,
vestidos de deseo nos entregamos.
Y entre la blonda de tu piel en esencia

    por olas alborotadas nadamos...
Te di, y me diste, todo desde dentro...
ˇLos dos en uno, el Edén será nuestro!